Jeroen, voluntario inglés

Jay_portraitJeroen no sabía sobre Juventud para Cristo antes de venir a Chile, sin embargo, durante su primer fin de semana en Santiago fue animado por un amigo, a través de otro amigo, a visitar su centro juvenil, y ese fue el comienzo de su experiencia con Juventud para Cristo.

Confesó que después de su primera visita, él tenía sus reservas: “Estaba un poco aprensivo acerca de cómo involucrarse y renunciar a parte de mis fines de semana para ser voluntario con esta organización”.

Hasta entonces nunca se había visto así mismo como una gran persona con carisma hacia los jóvenes. Sin embargo, a medida que pasaban las semanas y Jay continuó participando, encontró un increíble sentimiento de la felicidad y la paz a través de su trabajo con los jóvenes y otros entusiastas voluntarios, especialmente en lo que llegó a conocerlos mejor.

La misión de Juventud para Cristo fue lo que realmente Jay empenzó a apreciar. Dar esperanza, amor, alegría y orientación a los jóvenes, muchos de los cuales están en mucho necesidad, realmente hizo un click en su vida. “Enseñándoles los valores que Jesús nos enseñó, y alentándolos a vivir estos valores tan importantes, especialmente cuando pueden ser fácilmente llevado por el camino equivocado”.

Jeroen recordó un sábado en particular, cuando hubo la oportunidad para los asistentes para hablar de cualquier experiencia difícil que habían tenido, donde estaban agradecidos por la ayuda de otra persona o de Dios. Algunos de los más antiguos compartieron sus testimonios, y entonces una de las chicas más jóvenes pasó adelante. Antes de que pudiera decir una palabra, ella se echó a llorar. Inmediatamente se sintió apoyada por los demás. Ella no había dicho una sola palabra, sin embargo, ella había sentido la necesidad de compartir emociones tan profundas con todos. La pequeña comunidad de Juventud para Cristo se había convertido en su familia.

Jeroen escribe: “Siento que Juventud para Cristo se ha convertido en mi familia también. En los últimos meses me he dado cuenta de lo mucho que he necesitado a Juventud para Cristo, al igual que los jóvenes lo han necesitado. Se ha convertido en mi santuario, lejos del estrés de la vida y las preocupaciones, y las sencillas enseñanzas de la Biblia que compartimos con los jóvenes no dejan de enseñarnos algo nuevo a nosotros”.

Recientemente, Jeroen se involucró con un club de basketball, para chicos de su edad, muchos de los cuales asistieron a la Juventud para Cristo cuando eran más jóvenes. Una vez más, él está preocupado acerca de cómo involucrarse aún cuando no había sido aceptado de inmediato por ellos “, a pesar de que era un ‘gringo’ extranjero!”

Y eso resume Juventud para Cristo por Jeroen y muchos de los otros jóvenes y líderes involucrados: Es una familia donde todos son aceptados por lo que son, a través del amor a Dios y amor al prójimo. – (In English)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s